28/7/15

Golf entre serpientes

En la Revista Variopinto publico un reportaje sobre el único campo de golf de la Amazonía. Está en Iquitos, Perú, y jugar al golf en el corazón de la selva conlleva, a veces, ciertos riesgos...

***

Cinco turistas llegaron a las cinco de la tarde y media hora después estaban aullando de miedo. Margarita Villanueva se asustó y fue tras ellos, pero los turistas no querían regresar: un caimán los tenía atemorizados. La gerente del Amazon Golf Course de Iquitos, el único club de golf de toda la selva, no les había advertido de los caimanes que anidaban en el green del hoyo dos. Jugar al golf en un lugar tan remoto no es fácil. 

Iquitos es un lugar donde el termómetro rara vez se descuelga de los 30 grados y el cielo no deja de estallar en lluvias. Para llegar por tierra —o por agua, pues la carretera finaliza a 800 kilómetros de ahí—, hay que emplear al menos dos o tres días de viaje; una hazaña premonitoria en estas latitudes, donde parece que algún día hubiera naufragado la mismísima Arca de Noé y los animales habitaran estas entrañas.

No hay comentarios: