6/10/16

Tras las huellas de Thoreau en Concord

La semana pasada se publicó este texto que escribí en la revista dominical del periódico Gara, 7K, sobre Thoreau. En julio del 2017 se cumplen 200 años de su nacimiento: estamos de aniversario.

***

El traqueteo del tren se sigue escuchando desde la laguna de Walden y los pescadores aún consiguen truchas. Más de 3.000 al año, dicen un par de ellos en este día soleado. El filósofo y escritor norteamericano Henry David Thoreau parece que sigue allí. A 200 años de su nacimiento, merece la pena seguirle el rastro.

Henry David Thoreau (Concord, Massachusetts, 12 de julio de 1817 - 6 de mayo de 1862) habitó en la orilla de la laguna de Walden, de esta «fuente perenne en medio de los bosques de pino y roble, sin otro afluente que las nubes y la evaporación», como describió esta charca en el libro del mismo nombre. “Walden”, su obra maestra, nació aquí, de un retiro que duró dos años. Thoreau es uno de los escritores y filósofos más célebres de Estados Unidos, padre de la desobediencia civil, del ecologismo y de la ironía, todo girando sobre una vivencia espiritual que marcó su existencia. Pero también –y sobre todo– es quizás la persona que más ha contribuido a expandir el nombre de este pueblo ubicado en el noreste de los EEUU. «He viajado mucho en Concord», escribió con ironía en Walden. Así que sus palabras son la mejor guía para conocer este lugar histórico. El escritor levantó una cabaña en 1845 a las espaldas de la laguna, siguiendo la carretera 126 y a dos kilómetros del centro de Concord. Hoy apenas se ven unos pilares, pero este lugar sigue influido por sus escritos y una placa recuerda por qué experimentó esta estancia: «Fui a los bosques porque deseaba vivir deliberadamente, quería vivir profundamente y extraer toda la esencia de la vida y dejar a un lado todo lo que no fuese vida, para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido».





*Para leer y éste y otros reportajes, puedes visitar mi página web www.dcobo.com

No hay comentarios: