3/9/10

Aventuras (madrugadas) vietnamitas (V)

Sueño rayado

por la miel de canciones

y la sed de la luna.


El día encargado

con afán de deberes

a la luz moribunda.


Teclea tu ritmo

en mitad de ese viaje

hasta el fin de su furia.


Que el cuaderno viajado

soporta saberes

que los libros ignoran.


Mientras un loco,

que masca placeres

y saliva nostalgias,


descubre nadando

contra la corriente

la llave maestra.


Amanecen los rayos

sin pagar aranceles

a las aves nocturnas.


Y en mitad de un grito

sin saber las razones

uno va y se despierta.

1 comentario:

Elsa Poveda dijo...

Ni divertido, ni interesante, ni aburrido.
Nostálgico, da que pensar y dice mucho de ti y de cómo piensas.
¡Un beso y disfruta de tu viaje!