31/1/12

De tu universo vengo todavía

Polvo serán, mas polvo enamorado.
Francisco de Quevedo

De tu universo vengo todavía
con el nudo que me ata a todo y nada
en mitad de la conciencia: esa espada
que defendió mi mundo en rebeldía.

Tus huellas van dejando poesía
cuando besa el caballero a su amada;
elige la casilla más dorada
donde duermo cada noche y algún día.

A mi mundo tu voz sigue anudada
como el humo, que huyendo de su ruina,
dibuja retorcida una sonrisa.

Y esa mueca tan perdida y empolvada
archívala -te quiero- en la retina
que mi cuerpo y mi alma duermen con prisa.

9 comentarios:

Eleanor Smith # dijo...

Y esa mueca tan perdida y empolvada
archívala -te quiero- en la retina
que mi cuerpo y mi alma duermen con prisa.

Se puede escribir más intenso y bonito? Difícil che.
Me gustó muchísimo.

Un beso o 2 #

Yeamon Kemp dijo...

Yo me quedo con el humo huyendo de su ruina. ¿Acaso no queremos todos ser humo y volar a otros cielos y deshacemos entre tanto?

Amanecer Nocturno dijo...

Archivarlo todo en la retina, el sueño de cualquier ser humano.

Ferragus dijo...

Buen trazo, mejor imágen. Saludos.

Marcelo dijo...

Qué bellos universos!

Laura dijo...

Qué bonito ese toque medieval.

Un saludo.

Miguel dijo...

Bellos versos. Versos que desprenden de deseo de amor. De amor correspondido. Porque el otro, el no correspondido no es amor. Es desasosiego.

Un abrazo.

E.González dijo...

Mira que eres sensibleroooooo. Aunque he de reconocer que me ha gustado jajaja

Por cierto, ni se te ocurra comprarte el nuevo disco de Sabina y Serrat, dan ganas de vomitar.... sólo merecen la pena las letras como últimamente, más o menos desde que le dio por ponerse el bombín jajaja

Un besuco muñeco

Luis Rodriguez dijo...

Amigo mio, primera vez que leo tu poesía, y me parece en verdad genial! Felicidades!

Saludos desde Venezuela