16/2/12

Posos con mensaje

... yo el más descorazonado de los hombres
Miguel Hernández


A media tarde, cuando la luz desciende
de un horizonte a otro,
en una habitación con cama para dos
(y los restos de una botella vacía).

Sube la marea
y en sus pliegues amanezco
sin colchón, sin botella
a l a d e r i v a.

Y el mensaje
entre los posos de un licor
que ya he bebido.


2 comentarios:

Yeamon Kemp dijo...

He vuelto a leer tu poema hoy, y he descubierto similitudes con el que escribí yo ayer. Inspiración quizás. Plagio inconsciente.

(Similitudes en ciertos detalles, ninguna en el contenido).

Diego dijo...

sabe usted que eso acarrea derechos de autor...