20/8/15

Si yo solo me esparzo por el viento

Quisiera convertirme en tu linterna
y serte útil cuando no ves claro,
eso y solo dormirme en tu costado
y amanecer rezando en tu cadera.

Gloria Fuertes, en Cuando me vaya.


Si yo solo me esparzo por el viento
y tú huyes, con el sol, a mi morada;
si vuelvo del trabajo a mi almohada
y a los sueños los secuestra el aliento.

Si solo soy amor en movimiento:
un buscador que anda buscando nada,
el espejo que explora mi mirada
lo que hay detrás de todo: el sentimiento.

Una fuerza se eleva del abismo:
y la historia se va por la otra puerta
y la llave de volver a uno mismo.

En la forma, la misma serenata;
en el fondo, rumor del espejismo:
ahora uno ya sabe lo que mata.

2 comentarios:

Miguel dijo...

Un bonito y eficaz poema que retrata tu espíritu inquieto.
Ánimo, que el que busca, halla. Y tú eres de los que hallan.

Un abrazo.

Diego C. dijo...

No deja de ser paradójico que en la profunda busca de la existencia se base precisamente en desaprender lo aprendido y quedarse en los huesos.

Un abrazo